El paso cero

  • La modificación de la regla de los pasos FIBA, que propicia el acercamiento a la NBA, puede ampliar el repertorio de movimientos de los atacantes y hay que tenerla muy en cuenta para poder aprovecharse de las ventajas que da la norma.

El cambio afecta al artículo 25.2 del reglamento, el que se refiere a la regla de los pasos, y el objetivo es intentar llegar a “una regla común global”, según el redactado. La nueva regla viene a decir que “el jugador que en movimiento mantiene un pie en el suelo en el momento de recibir el balón o finalizar un dribbling podrá usar el siguiente pie o pies que contacten con el suelo como ‘paso 1’ y este será considerado pie de pívot”.

 

“Era una situación en la que había un conflicto importante porque no se pitaban igual en todas partes”, explicaba ayer el ex árbitro Víctor Mas, miembro español del comité técnico FIBA que estudia las modificaciones. “Mientras que estás parado la regla es la misma que antes, o sea los pasos de salida se mantienen igual. Lo que varía es el jugador que recibe en movimiento que, si en aquel momento tiene un pie en el suelo, ese no cuenta. El siguiente que pone en el suelo es el que se considera pie de pívot”. Mas explica que algunas de estas acciones de la regla antigua, no se pitaban y que era “en España Italia” donde había más rigurosidad con ello, con lo que se el cambio elimina estas divergencias definitivamente.

De entre los movimientos técnicos que más beneficios puede obtener del cambio está el reverso, un avance con giro del cuerpo. “El famoso reverso no era de por sí violación ahora, dependía de el momento en el que se cogía el balón”, aclara Mas. “Hasta ahora el pie de pívot era el que tenía contacto con el balón cuando se recibía. Ahora este pie no cuenta pero siempre que sea en movimiento”, agrega para explicar que con el traspiés, avance con doble apoyo de un mismo pie, no variará el criterio de ahora.

 

Mas ha querido aclarar que los pasos de salida se mantendrán igual con lo que el pie en contacto con el suelo seguirá siendo el de pívot. “Si se permitiera levantar el pie de pívot en parado sería una ventaja tan grande para el atacante que sería muy difícil defender a un jugador”, agrega.

También aclara que la entrada en vigor de la regla llega con la nueva temporada (no se aplicará en el Eurobasket) pero sí, por ejemplo, en la primera jornada de Liga Femenina a pesar de que se dispute antes del 1 de octubre, fecha fijada de entrada en vigor.

 

Otras modificaciones del reglamento aprobadas hacen hincapié en la señalización de antideportiva cuando un jugador cometa una falta sin intención de disputar el balón para cortar contraataque, la descalificación cuando se acumule una técnica y una antideportiva así como el cambio a dos tiros libres cuando se excluya a un jugador de banquillo (hasta ahora era un tiro libre y banda).

Fuente Mundo Deportivo